Metabolismo basal, conviértelo en tu aliado

Metabolismo Basal

Metabolismo basal, conviértelo en tu aliado


Lo primero que debemos tener claro es que el metabolismo es el conjunto de cambios químicos que produce tu cuerpo para generar la energía y los materiales que necesitas para crecer y mantenerte sano. El metabolismo también se ocupa de eliminar sustancias tóxicas de nuestro cuerpo. Por tanto, conseguir un metabolismo rápido es beneficioso no solo por mantener un peso “ideal”, o perder peso, sino también por eliminar toxinas más rápidamente, reciclar proteínas y renovar tejidos, y con ello ganar masa muscular. Todo esto con el objetivo de estar más sano y vivir más y mejor.

Por otro lado, la Tasa Metabólica Basal, es la cantidad de energía que tu cuerpo necesita para estar vivo y suele ser entre un 60/70% de tu Gasto Metabólico Diario. Varía dependiendo de la composición corporal, especialmente de la masa corporal magra, edad y sexo. Se trata por lo tanto de un indicador que está directamente relacionado con la capacidad que tiene una persona para perder peso. Gracias a la Tasa Metabólica Basal podemos conocer con gran exactitud la cantidad de calorías que nuestro cuerpo demanda para realizar las funciones más básicas y con estos datos en mano ser capaces de implementar cambios, tanto a nivel nutricional como de gasto calórico, que nos permitan regular nuestro peso.


En personas con buenos hábitos de vida y vida activa la Tasa Metabólica Basal se encontrará más acelerada, generando así mayor gasto calórico, especialmente en momentos de reposo.
Una tasa metabólica alta ayuda también a controlar más fácilmente el peso, reduce la probabilidad de efecto rebote, permite comer más, ya que “gastamos más”.
En cambio, una vida sedentaria y unos hábitos de vida poco saludables se tornan
contrarios, favoreciendo la ganancia de grasa y un posible efecto rebote en una pérdida de peso brusca.

 

Podemos acelerar el gasto metabólico basal siguiendo estos consejos:
1. Aumentar la masa magra. El músculo es el tejido más demandante de energía,
además, con un entrenamiento debidamente pautado se puedes conseguir
mejoras fisiológicas excepcionales, y esto contribuirá en el gasto calórico.
2. Mantener una vida activa. Romper los largos periodos de horas sentados es clave para tener el organismo activo.
3. Estrategias nutricionales. Suplementos como la cafeína, la teína, jengibre,
alimentos con pique… un largo etcétera puede ayudar a estimular ese gasto extra.
4. Entrenamiento HIIT. El entrenamiento de alta intensidad es fundamental. Investigaciones recientes evidencian que este tipo de entrenamiento cardiovascular es el idóneo para acelerar, de manera más eficiente el metabolismo basal.


Por tanto, y como conclusión, llevar una vida activa y saludable es un aliado clave en tu pérdida de peso, ganancia muscular y mejora de calidad de vida. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a llevarlo a cabo a través del Método Alinea.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat